Sin categoría

Un poco más sobre el estudio de las emociones

“Es muy importante entender que la inteligencia emocional no es lo opuesto a la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la cabeza, es la intersección de ambas

David Caruso

Una emoción se activa a partir de un acontecimiento. El acontecimiento puede ser externo o interno; actual, pasado o futuro; real o imaginario; consciente o inconsciente.
Un acontecimiento interno puede ser un dolor de estómago que anticipa la visita al dentista o algún otro lugar que genere tensión. También puede ser un pensamiento.

Las emociones se puede alargar o acortar con la participación de la voluntad. Esto es una forma de regulación emocional.

Podemos tomar conciencia de la emoción que estamos experimentando y etiquetarla en función del dominio del lenguaje. Encontramos que cada lengua etiqueta y matiza las diferentes emociones. Por ejemplo, la grima no existe en castellano. No hay un término equivalente a grima en inglés ni en alemán. Un reciente estudio, en el que participan investigadores españoles, sugiere que esta desagradable sensación no constituye una reacción refleja, sino una “experiencia emocional”.

En el mundo de la investigación emocional corre mucha tinta, el psicologo Roobert Plutchick dice que hay más de 90 definiciones diferentes del término “emoción” que han sido sugeridas por los psicólogos. De este modo, la dificultad para definir e identificar las emociones se ve agravada, y más teniendo en cuenta que son algo muy personal.

Ya en el siglo IV a.C. Aristóteles trató de identificar el número exacto de las emociones que son básicas. Estas se conocen como las 14 emociones irreductibles, que Aristóteles identificó como el miedo, la confianza, la ira, la amistad, la calma, la enemistad, la vergüenza, la desvergüenza, la compasión, la bondad, la envidia, la ira, la emulación y el desprecio.

Siglos más tarde, en su libro La expresión de las emociones en el hombre y los animales (1872), Charles Darwin sugirió que la capacidad de expresarlas a través de la cara tenía ventajas evolutivas. También sugirió que muchas de estas expresiones emocionales eran universales.

En la actualidad Según las teorías más conocidas que clasifican a la experiencia emocional humana, hay de cuatro a ocho emociones básicas. Una teoría destacada es la de Plutchick que identifica ocho básicasla alegría, la tristeza, la confianza, el asco, el miedo, la ira, la sorpresa y la anticipación. Estas emociones básicas  se mezclan y se combinan para formar una variedad de sentimientos.

Así mismo, El psicólogo Paul Eckman creó lo que se conoce como el Sistema de Codificación de Acción Facial (FACS), una taxonomía que mide los movimientos de los 42 músculos de la cara, así como los movimientos de la cabeza y los ojos.

Eckman descubrió que había seis expresiones faciales universales. Estas seis emociones originales que identificó Eckman eran de alegría, de tristeza, de sorpresa, de miedo, de ira y de disgusto. Más tarde pasó a añadir una séptima emoción: el desprecio.

La Univerdidad de Glasglow encontró que el miedo y la sorpresa involucran los mismos músculos. Los investigadores sugieren que son simplemente variaciones de una emoción básica, que tienen una base social, que han evolucionado socialmente.

Delante de esto, yo os comparto algo que sucede en mi despacho: cuando un niño, adolescente o adulto llega con muchos miedos, casi fobia o por lo menos, se desprende la palabara trauma, horror, pánico, etc. sinceramente nadie me dice sorpresa!!, porque socialmente sorpresa está más asociado a una emoción agradable; por tanto para mí es una oportunidad transformar, y disminuir el miedo linguísticamente etiquetamos con palabras que tengan menos intensidad social y bajamos a temor, susto o sobresalto

Así, en el cuento que he escrito Mi habitación es un caos/ la meva habitació és un desgavell; la protagonista juega con sus miedos para cambiar la intensidad que le ocasiona algún evento. Cambia las submodalidades del miedo para poder acompañarlos a que se vayan, claro de una forma simbólica. Y eso se puede hacer en cualquier edad.

https://tienda.babidibulibros.com/libro/mi-habitacion-es-un-caos_143485/