Cecilia entró en mi vida de una forma tan suave, natural y lógica como es ella. Sin casi darme cuenta me ayudó a manejarme en la vida como las olas en el mar… a veces movidas, otras fuertes y con reseca, algunas en la oscuridad hasta llegar a la luz del día y a la calma. Gracias Cecilia por tu ayuda y acompañamiento.

Mª Dolors G.

«Después de varios cuadros de ansiedad y un estado emocional bastante agitado, apareció Cecilia en mi camino.

Es una persona encantadora y muy profesional que me ha ayudado a quererme, a aceptarme, a cuidarme, a vivir la vida. Me ha enseñado a buscar solución a los problemas y conflictos consiguiendo espacios de paz, serenidad y tranquilidad. En definitiva a intentar ser feliz.

Muchas gracias Cecilia

Gemma Rosquilla

«Gracias a Cecilia aprendí a gestionar los momentos más críticos de mi vida, sin dramas, dándome espacios de paz incluso en los momentos menos afortunados. 

Después de varias terapias fallidas buscando alguien que me ayudara a liberarme de tensiones y ansiedades tuve la fortuna de conocer a Cecilia y su maravillosa técnica de reorganización emocional. 

Los obstáculos emocionales pueden llegar a ser muy complicados y difíciles de sobrellevar pero gracias a Cecilia aprendí a salir adelante con recursos propios, gestionando mis emociones, encontrando paz y serenidad, algo que antes me parecía muy difícil de alcanzar.

Me considero muy afortunada de haber dado con su consulta, ojalá hubiera más profesionales como ella. ¡Gracias Cecilia!»

Portrait photographer

Carolina Sainz

La conocí cuando dio una conferencia para el cuidado de los cuidadores; yo estaba completamente entregada a mi marido que tenía alzheimer, cuando la escuché me sentí muy identificada con las emociones que trabajamos y decidí buscarla y empezar a trabajar con ella; con ejercicios y consejos que puse en practica en casa, empecé a vivir el cuidado a mi marido de otra manera más sana, pero sobretodo comprendí que yo existía y que tenía que estar sana emocionalmente para cuidar a mi marido; agradezco a Cecilia su paciencia, sus llamadas, el estar allí acompañándome en mis cambios, os la recomiendo absolutamente.

María Pablos

Quiero agradecer a Cecilia por todas las sesiones, por su profesionalidad, carisma, por haberme entendido y por haberme escuchado. Ha sido posible  ayudarme a superar mis conflictos emocionales. Me ha hecho ver la esencia de quién soy, de dónde vengo y a dónde voy. Me siento tranquila y mucho mejor; veo que día a día he deseguir fluyendo con mi vida. Muchas gracias de corazón.

Caro Solis

Soy Mari Carmen Ordoñez, he elegido un elefante como imagen, porque es como me representó mi hija de 14 años, es imposible expresar en pocas líneas lo muy agradecida que estoy a Cecilia, unas pocas sesiones bastaron para que Laia ordenara sus emociones y bajará la constante impulsividad que mostraba en casa; la vemos más tranquila y sobretodo contenta; está más motivada por la vida y nosotros encantados de ver el giro que ha hecho. No dudes en ponerte en las manos de Cecilia, con sus sabias palabras y su sentido del humor logra hacer ver que las cosas difíciles parezcan fáciles; mi familia al completo ha pasado por algunas sesiones con Cecilia y te aseguro que hay un antes y un después; a todos nos gustó saber quienes eramos en la jungla.

Mari Carmen Ordoñez

Soy Montserrat, la tutora de mi hijo me recomendó a Cecilia, con muchas dudas llevé a Ferran (9 años), pues ahora, puedo decir que es lo más acertado que hice!, Cecilia supo conectar con él perfectamente y el primer día salió encantado y me dijo: «mamá creo que mi rabia se marchará, porque hoy la he invitado a marchar»…Cada sesión es un aprendizaje, no solo lo fue para Ferran sino también para mi marido, mi otro hijo y especialmente para mí. Hemos trabajado en las propuestas que Cecilia nos planteaba; algo cambió en nuestro hogar y ahora somos capaces de verbalizar nuestro malestar. Ahora nuestro día a día va mejorando. Te recomiendo que  lleves a tus hijos, porque es una gran profesional.

Montserrat Obiols

Pues bien, para Cecilia hay que despertar.  Así llegue a  la consulta: débil, muerta, seca, cansada, derrotada. Y sí, después de poco tiempo estoy despertando, renaciendo a la vida, como el ave Fénix resurjo de mis cenizas como una nueva yo, más fuerte, más profunda y sabia. Cecilia me enseñó a despertar.  Y de una manera simple, fácil y rápida. Sin grandes esfuerzos y con constancia. Trabajando con ejercicios sencillos y locos como saborear una macedonia. Y lo mejor, empezando desde el minuto uno y sin tener que contar ninguna historia. Yo ya voy por la segunda fase, me recuperé a mi misma y ahora empiezo a renacer para volver a volar. Ha sido toda una experiencia. Es una nueva forma de terapia para  crecer y recuperar tu vida. ¿Qué voy a decir? Solo que os  la recomiendo con todo mi corazón, ahora que vuelve a latir.

Olga Lopez

¿Sabes ese momento de oscuridad, desesperación, tristeza, soledad, donde te perdido, que por más que llores las lagrimes no son capaces de llevarse el dolor, que la angustia te carcome las entrañas y que escuchas pero no terminas de entender?… En ese momento de mi vida apareció ella, Cecilia Clemente, aportando me desde la primera palabra, confianza, luz, amor y un abanico de soluciones y herramientas tan viables para alguien que literalmente se encuentra en ruinas. Fue justo lo que necesitaba, sus palabras llenas de amor, razón y sabiduría comenzaron un proceso inmediato. Fue terminar mi primer encuentro con ella y mi actitud hacia la vida fue otra, recuerdo ir caminando por la calle con una sonrisa en la boca… Suspiré y supe que Dios me la había mandado y que sí quería mi vida cambiaría. Desde ese día agradezco a la vida en tenerla en la mía y le agradezco que haya compartido conmigo su conocimiento, profesionalidad, amor y experiencia.

Alexia Aretos

Bienvenido a la vida, donde nada se planifica y donde solo se vive…”Recordaré esas palabras de Cecilia la primera vez que hablamos profesionalmente en el peor momento de mi vida. Su apoyo incondicional ha sido un punto vital de empuje para seguir adelante, con pequeños retos, metáforas e historias que sin tu darte cuenta, te demuestran que no eres ni buena ni mala persona, solo un ser humano que comete errores y que simplemente intenta ser feliz. Solo tengo palabras de agradecimiento para Cecilia Clemente, por darme una perspectiva de vida vital y positiva que me ha permitido mirar la vida y seguir adelante, con un enfoque distinto pero con un objetivo marcado. Su carácter vitalista, positivo y lleno de bondad, transmiten seguridad. La ternura de sus palabras en el momento adecuado sirven siempre de gran apoyo en los momentos difíciles o de duda, lo que hace que cada sesión con ella sea enriquecedora y te de la fuerza necesaria para seguir luchando por el objetivo marcado.Elías Gallardo

Elías Gallardo