Un dulce viaje al pasado

Trabajé la mejor técnica para recuperar recuerdos. Un placer ver las caras de los abuelitos como disfrutaban volviendo a tener entre 14 y 20 años.