Logopedia Emocional

“Habla para que yo te reconozca!
Sócrates

La logopedia es una disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y las funciones orofaciales; su utilidad se presta en todas las fases del desarrollo del individuo, pero es más conocida en la población infantil dónde, a pesar que en la población adulta existe todo un abanico de problemas.

Logopedia Activa

Logopedia activa, porque creo que se puede hacer logopedia creativa y profunda y no sólo un trabajo  mecánico y aburrido. Se trata de  rehabilitar, en la medida de lo posible, las funciones alteradas ayudándose de las preservadas, dotando al paciente de estrategias de uso de sus habilidades, intentando que aprenda a combinarlas de manera útil y funcional en su vida diaria.

El logopeda se puede encontrar delante distintos retos; dependiendo de las dificultades del paciente: desde enseñar a un profesor a respirar y hablar correctamente para prevenir daños en sus cuerdas vocales, pasando por ayudar a un niño a pronunciar el fonema /r/; hasta enseñar a tragar a una persona con daño cerebral, o desde ayudar a afrontar los problemas de comunicación de una persona con afasia hasta conseguir que un niño sordo reconozca y clasifique los sonidos, y un largo etc.

Cuando empiezo un tratamiento logopédico, pongo de base el recurso del coaching, para alcanzar más fácilmente el objetivo deseado.

Me valgo de la terapia miofuncional para el tratamiento de la disfunciones orales  y de técnicas pertinentes para cada caso.