Programa para escuelas: “SEXUALIDAD Y AFECTIVIDAD”

_DSC7694

Porque la sexualidad es una parte fundamental de nuestra personalidad que bien entendida ayudará  al desarrollo emocional y afectivo de los niños desde temprana edad.

  • Si empezamos pronto educando en sexualidad, cuando sean adolescentes será más fácil abordar sus dudas; preguntando y conversando con libertad y sin vergüenzas, por tanto serán capaces de tomar mejores decisiones respecto al sexo.
  • Cada niño tiene un ritmo, una evolución y un entorno diferente y se ha de ayudar a descubrir sus  capacidades y limitaciones empezando por aceptar su propio cuerpo.

OBJETIVOS

Mejorar las capacidades y las competencias de padres, madres y educadoras para transmitir información clara y adecuada sobre la vida afectiva y sexual.

  • Inculcar a padres-maestros y niños que la educación sexual se puede integrar a diario en casa y en la escuela desde un lenguaje natural y veraz.
  • Porque es importante  integrar a la formación de los niños términos que posiblemente parecieran confusos y aclarar algunas dudas con respecto a significado de conceptos.

REFLEXION

  • Si los niños están informados sobre educación sexual desde temprana edad se reduciría el riesgo de abusos, ya que sabrían expresarse con libertad. El abuso sexual infantil  sucede en todos los niveles sociales y en todas las partes del mundo, es una dura realidad y un problema mucho más amplio de lo que se considera. Se estima que una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños los sufre antes de cumplir los 17 años. El Consejo de Europa ha publicado que el 20% de los niños europeos sufren la práctica de este tipo de maltrato, mientras que un estudio del sociólogo estadounidense David Finkelhor realizado en 21 estados concluyó que España es, junto con Estados Unidos, el país con el porcentaje más elevado de casos.
  • Si la educación sexual empezara a edades tempranas se normalizaría éste tema que sigue siendo tabú para muchas familias, sólo el uso del  vocabulario adecuado y real rompería barreras y a medida que van creciendo se hablaría con más libertad y sin prejuicios de sexualidad; en casa y en la escuela hablar de sexualidad de forma transversal y natural facilitaría que   cuando lleguen a la adolescencia los temas se aborden de forma clara y sin restricciones;  la educación sexual estaría tan diluida que poco trabajo informativo se tendrá que hacer; y el 95% de tiempo se dedicara al acompañamiento de nuestros hijos en las dudas y aclaraciones que surjan.

TALLERES

  1. “GESTIÓN Y TRATAMIENTO DE LA INFOPORNOGRAFÍA QUE LLEGA A LOS HOGARES”
  2.  “LA  EDUCACIÓN SEXUAL EN LA PRIMERA INFANCIA”
  3.  “!QUÉ ROLLO! EMPEZAMOS A CAMBIAR”
  4.  “ADOLESCENCIA, ¿Y AHORA QUÉ?