Inteligencia Emocional

Inteligencia emocional

Un hombre quiere colgar un cuadro. El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. El vecino tiene uno. Así, pues, nuestro hombre decide pedir al vecino que le preste el martillo. Pero le asalta una duda: ¿Qué? ¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo
distraído. Quizás tenía prisa. Pero quizás la prisa no era más que un pretexto. Ese hombre abriga algo contra mí. ¿Qué puede ser-? Yo no le
he hecho nada; algo se habrá metido en la cabeza. Si alguien me pidiese prestada alguna herramienta, yo se la dejaría enseguida. ¿Por que no
ha de hacerlo él también? ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro?
Tipos como éste le amargan a uno la vida. Y luego todavía se imagina que dependo de él. Sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo. Así nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, se abre la puerta y antes de que el vecino tenga tiempo de decir «buenos días», nuestro hombre le grita furioso:
– ¡Quédese usted con su martillo, imbécil!-

Paul Watzlawick, El arte de amargarse la vida

¿Piensas que nuestro hombre tiene una inteligencia emocional adecuada?
Nunca es tarde para empezar a trabajar nuestra inteligencia emocional.

El conocimiento de uno mismo, es decir, la capacidad de reconocer un sentimiento en el mismo momento en que aparece, constituye la piedra angular de la inteligencia emocional.

Daniel Goleman

La habilidad de manejar nuestras emociones, lo que facilita las relaciones con los demás y el entendimiento de las emociones del otro, es Inteligencia emocional.

Sabemos que la inteligencia académica no es suficiente para una vida plena, es necesario desarrollar unas capacidades que nos faciliten nuestro transitar.

¿Eres una persona con Inteligencia Emocional?

  • Piensas antes de actuar?
  • Tienes empatia, entendimiento y respeto por los demás y sus emociones?
  • Sabes elegir bien las emociones en cada momento, y eres capaz de detectar aquellas que son negativas?
  • Te mantienes motivado y optimista, algo fundamentales para vivir una vida plena?

Un tratamiento adecuado implica entrar en todas las emociones que conocemos, acogerlas, pasar por ellas y regularlas ya que suelen determinar la forma de pensar y el comportamiento.

Depende de cómo interpretamos los eventos y las cosas, así sentiremos, pensaremos y actuaremos.

Que trabajarmos en REORGANIZACIÓN EMOCIONAL de forma activa:

  • Autoconcepto y Autoestima
  • Autonomía y Confianza
  • Identificación y manejo de emociones: percibirlas, comprenderlas y expresarlas
  • Identificación y desarrollo de las fortalezas o cualidades
  • Gratitud
  • Positividad
  • Asertividad
  • Resilencia

¿Por qué es importante trabajar la Inteligencia Emocional?

Generalmente son las personas con un alta Inteligencia Emocional las que tienen más éxito en la vida, y no, como se cree comúnmente, las más inteligentes académicamente.

Un ejemplo claro es la historia de David Polgruto, un brillante estudiante, quién en un arrebato por una calificación baja, acuchilló a su profesor. Una persona con una inteligencia muy superior a la media, que en principio parece que tiene todo resuelto y nada puede interponerse en su camino, fue víctima de su odio y frustración.

En definitiva, no supo manejar sus emociones y la ira se apoderó de él. Cierto es que se trata de un ejemplo exagerado, pero bien puede aplicarse a nuestra vida diaria y nuestras reacciones ante malas críticas.

Inteligencia emcional

El desarrollo de una buena Inteligencia Emocional que genere pensamientos positivos nos ayuda a desarrollarnos tanto personalmente como profesionalmente, si por el contrario es pobre o baja es fundamental trabajarla y ejercitarla, no es algo estático podemos mejorarla!

Un buen libro para empezar a trabajar las emociones con los más pequeños:

 

 

PROGRAMA DE EDUCACIÓN EMOCIONAL